Para conservar tus joyas como el primer día, recomiendo que no las expongas al agua, al sol ni a perfumes, alcohol o productos químicos. 

Guárdalas envueltas en  una bolsa o joyero.

La limpieza de las joyas no elimina marcas, ralladuras o golpes.

Las piezas de plata 925 se oxidan cuando están expuestas al aire, líquidos o substancias de la piel, este es un proceso natural. Las piezas de plata que compres aquí, llevan un baño de rodio para retrasar este proceso de oxidación. Las piezas de plata puedes limpiarlas con paños especiales para ello. Un truco casero puede ser limpiarlas suavemente con pasta de dientes.

 

Las piezas de oro macizo, no se oxidan, estas pueden mantener su brillo un periodo muy largo de tiempo.

Las piezas bañadas en oro amarillo u oro rosa precisan de mayor cuidado. No garantizo la perdurabilidad de los baños ya que esta depende de muchos factores como el roce con otros materiales, el uso de productos químicos para la piel, el nivel de pH de la piel o la sudoración corporal. Esto provocará un desgaste del material de la superficie y se podrá observar el material de la base. La técnica del baño de piezas, se puede repetir cuando sea necesario. Puedes preguntarme sobre ello a través del formulario de la web.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Carrito

No hay productos en el carrito.